La utilización de las redes sociales como medio dedicado a la difusión de los productos y a la atención directa al consumidor ya tiene un nombre: Social Commerce.

Podríamos considerarlo como una subcategoría del comercio electrónico que utiliza los medios sociales para mejorar la experiencia en la compra online. Muchas son las ventajas que supone la utilización de este género, como un medio para mejorar las tasas de conversión, el volumen de tráfico o  para consolidar la identidad de nuestra marca.

redes sociales tienda online
Imagen: http://blowhornmedia.com/

 

Muchas son las empresas que han apostado por la creación de sus  redes sociales y, así, fomentar la comunicación entre empresa y consumidor.

¿Es necesario estar presente en las Redes Sociales como empresa?

La respuesta es simple. Todas las empresas deberían estar presentes en las redes sociales, ya que estos medios se están volviendo indispensables a la hora de crear una estrategia de marketing y fomentar las ventas entre tu público.

Sabemos que existen multitud de redes sociales y estas pueden ayudarte a la hora de acercarte a tu público. Sobre todo, lo que permiten las redes es la interacción directa con el consumidor, pudiendo escuchar sus dudas, quejas o felicitaciones sobre nuestro producto.

Facebook o Twitter pueden utilizarse como herramientas para lanzar campañas sobre promociones, descuentos o rebajas en nuestros productos. Son herramientas que no sólo nos ayudan a llegar a clientes potenciales, sino que también nos ayudan a fomentar nuestra marca.

Como resultados que podríamos obtener gracias a la promoción de nuestra empresa por las diferentes redes sociales estarían:

–          Crear tráfico.

–          Ayudar en el posicionamiento en buscadores.

–          Fomenta la construcción de nuestra marca promoviendo el contenido de ésta.

–          Conocer las tendencias del mercado en el que te mueves.

–          Fidelizar clientes.

 

Repasemos ahora en qué nos pueden ayudar las diferentes redes sociales que utilizamos:

Facebook: Hacer una publicación sobre alguno de nuestros productos, o alguna noticia sobre el mercado en el que nos movemos nos ayudaría a encontrar más clientes. No podemos saber con certeza cuál es el mejor momento o el mejor día para postear, por ello, la periodicidad de publicación debería ser mínimo una al día.

Twitter: Al igual que Facebook, Twitter nos serviría como medio de conexión con nuestros clientes. Se convertiría en una especie de Atención al Cliente, donde resolver dudas y crear un feedback entre empresa y usuario sería el principal objetivo de esta red social.

Instagram: Las imágenes más relevantes o atractivas son las que deberíamos publicar en Instagram. Si queremos adornarlas, siempre podemos utilizar los filtros que nos proporciona la aplicación.

Google +: Nos sirve para generar contenido relevante y poder compartir imágenes de productos o noticias relacionadas. Este hecho hace que se pueda crear bastante tráfico hacia nuestra tienda. Además, Google + es la red social de Google, por lo tanto, es muy importante que compartamos contenido en ella, ya que ayudaremos al posicionamiento de nuestra tienda.

Pinterest: La creación de boards nos ayuda a mostrar los productos de forma original, además de que son los propios usuarios quiénes los comparten. Ahora con Pinterest puedes crear un perfil de empresa en el cual puedes optimizar las imágenes de tus productos añadiendo el precio de cada uno. Hay que tener en cuenta que Pinterest es, en estos momentos, una de las reinas del Social Commerce y ha destacado en aquellos sectores relacionados con la moda y la decoración.

Youtube: Los vídeos se han alzado como un nuevo canal donde dar a conocer, además de los productos, a el equipo humano que hay detrás de la tienda o la empresa. A través de vídeos con pequeñas entrevistas a los trabajadores o makings off de campañas publicitarias se puede llegar también al posible cliente y que este apueste por confiar en nuestra marca.

 

El Social Commerce ayuda a ofrecer una experiencia personalizada y única a la vez que dota de un componente claramente social a la tienda. Crea, de este modo, un intercambio de información muy valioso para la empresa en el momento de la compra.

Cada día, estos medios sociales ayudan más a la venta online. Es un hecho que en 2013, alrededor de un 20% de empresas españolas vendieron más gracias a las redes sociales. En 2014, este efecto positivo seguirá creciendo. Es por ello que se debe tener cada vez más en cuenta todo lo que el Social Commerce puede aportar a tu empresa.