El danés Jacob Nielsen , referente en usabilidad y experiencia de usuario a nivel mundial, es uno de los impulsores de la aplicación de las técnicas de usabilidad en el diseño de interfaces de usuario. Ha escrito innumerables artículos de referencia y ha estudiado más de 250 problemas de usabilidad que le han servido de base para la definición de las “reglas generales” relacionadas con esta temática.

Detallamos los 10 de los aspectos más importantes que hay que analizar al momento de verificar si tu web es usable.

1- ¿Qué está sucediendo en tu web?

Visibilidad del estado del sistema

Significa informar siempre al usuario lo que está sucediendo en la web durante el proceso de interacción con la misma.
Algunos ejemplos que no siempre se cumplen.
Informar el proceso de carga de la web. En ocasiones hay webs que requieren de tiempos de espera y que si no se comunican al usuario, éste no sabe si es un fallo de la web, corriendo el riesgo de abandono de la misma.
Confirmación de acciones. Mensajes de confirmación como por ejemplo al momento de registrarse en la web, confirmación de compra (pedidos), confirmación de envío de formularios, etc.
No dejes nunca que tu usuario tenga que adivinar qué es lo que está sucediendo en tu web.

cargando

2- ¿Hablamos el mismo idioma que el usuario?

Relación lógica entre el sistema y el mundo real

Es importante que en la web se hable el mismo lenguaje que utiliza nuestro usuario de manera clara y sencilla, evitando tecnicismos y terminologías difíciles de entender.
Esto no solo es aplicable a los contenidos o textos, sino también a todos los elementos incluidos en la web. Nos referimos a las imágenes, procesos, formato de presentación de la información, etc.
Cuanto más simple y claro, mejor.

3- ¿El usuario puede navegar y realizar acciones libremente?

Control y libertad del usuario

El usuario debe tener total libertad de acción dentro de la web. Nos referimos a navegación y realización de acciones. No debemos limitarlo o forzarlo a realizar determinadas acciones que no sabemos si está dispuesto a hacer, ya sea de manera consciente o inconsciente.
No debemos poner nunca limitaciones, sino ayudar al usuario a solucionar cualquier problema que se pueda encontrar durante la interacción con nuestra web.
Por ejemplo: control de campos en los formularios (“debe rellenar este campo”), recuperación de contraseña, volver, o modificar datos personales mal introducidos durante el registro.
Si el usuario se siente forzado o limitado, se irá rápidamente de nuestra web.

4- ¿Utilizas elementos claros, consistentes y estándar?

Consistencia y estándares

Tu sitio web debe mantener una consistencia durante toda la navegación. Esto significa por ejemplo no cambiar los menús de navegación en las diferentes áreas de la web, no cambiar los títulos de lugar, la posición del buscador, los colores, los formatos, los nombres de diferentes áreas, etc.
Asimismo, es importante tener en cuenta los estándares que se utilizan casi por defecto, no queriendo marcar tendencia y cambiarlos porque lo que lograremos es que el usuario no entienda que es lo que tiene que hacer o cómo funciona nuestra web.
Hay que priorizar en funcionalidad sobre temas estéticos o de diseño. Referentes como Amazon o Google son ejemplos a seguir.

menus

5- ¿Tienes en cuenta los posibles errores futuros de los usuarios para adelantarte y evitarlos?

Prevención de errores

Trata de no esperar a que los usuarios cometan errores para luego mostrarles un mensaje de aviso y decirle que lo ha hecho mal. Intenta resolverlos antes de que se cometan.
Podemos evitar estos errores incorporando textos o mensajes de ayuda, pidiendo confirmación al usuario, haciendo comprobaciones en tiempo real, eliminando información innecesaria.
Por ejemplo se puede evitar un posible error a futuro incorporando el doble campo en la confirmación de contraseña en el registro de usuario, y un aviso en tiempo real cuando la contraseña del primer campo no coincide con la del segundo.
Es mejor prevenir que curar.

formulario

6- ¿Recuerda tu web las acciones que tienen que realizar los usuarios?

Mejor reconocer que memorizar

La navegación de la web debe ser simple e intuitiva  para que el usuario no tenga que detenerse y recordar cómo debe hacer algo dentro de la web. Es importante que el usuario no tenga que estar probando, adivinando o buscando la información dentro de nuestra web.
Y más aún en aspectos claves como pueden ser el proceso de compra, registro de usuario o gestión de datos personales.
Hay opciones que se pueden incorporar para facilitar la búsqueda y acceso a la información como por ejemplo los últimos productos vistos, o las sugerencias de productos en el buscador, o indicar en que paso del proceso de compra se encuentra.

7- ¿Tu web está preparada para todo tipo de usuarios?

Flexibilidad y experiencia de uso

Tu web debe estar adaptada para los diferentes perfiles de usuarios, ya sean principiantes o expertos. Puedes incorporar “aceleradores” para los usuarios más avanzados sin que estos confundan a los novatos. Estos aceleradores son atajos o accesos directos a determinadas áreas, evitando los pasos intermedios.
La personalización de la interfaz es una forma de adaptar la web a cada perfil de usuario, ajustándose a sus necesidades en base a la experiencia de navegación de cada uno.
La web debe estar concebida para que cualquier usuario inexperto pueda navegar, comprender y realizar cualquier acción que necesite.

filtros_web

8- ¿Tiene tu web un diseño minimalista con una estética adaptada a tu negocio?

Diseño estético y minimalista

Es muy importante que el diseño contenga la información relevante y necesaria para el usuario. Hay que tener en cuenta que la información adicional innecesaria incorpora ruido y compite en visibilidad con los elementos más importantes de la web.
Esto debe aplicarse a los contenidos, forma de presentación, imágenes y diseño visual en general.
Menos es más…

minimal_design

9- ¿Ayuda tu web a reconocer los errores, diagnosticarlos y obtener una solución?

Reconocimiento, diagnóstico y recuperación de errores.

Los mensajes de error de una web deben ser lo suficientemente claros para que cualquier usuario pueda comprenderlos, ofreciendo además una solución o salida.
Uno de los ejemplos más claros es la famosa página de error que debe ser personalizada, ofreciendo un mensaje cercano con opciones para seguir navegando por la web.
Otro ejemplo es la página de “cesta vacía” que en muchas ocasiones no nos ofrece opciones para seguir navegando por la web.
Comunicar un mensaje negativo de manera amena y ayudar al usuario a seguir en nuestra web.

error_404

10- ¿Tienes incorporado en tu web un apartado de ayuda o preguntas frecuentes?

Ayuda y documentación

En muchas ocasiones es necesario incorporar contenido de ayuda para que el usuario pueda consultar en cualquier momento independientemente de que la web no lo necesite.
Estos apartados diseñados especialmente suelen ser el de Ayuda o FAQ (preguntas frecuentes) y deben cubrir todas las necesidades de los clientes.  No solo desde el punto de vista técnico, sino también sobre temas relacionados con gastos y plazos de envío, medios de pago, seguridad, devoluciones, privacidad, etc.

preguntas frecuentes

Con esta pequeña guía inicial puedes comenzar a analizar tu web para ver si realmente cumple con los criterios básicos de usabilidad.