A las pocas semanas de empezar a trabajar en mi anterior empleo, comiendo en el bar del pueblo, inicié una conversación con dos animados lugareños. Era la primera vez que hablábamos y en mi caso no les conocía ni sabía de ellos. Sin embargo ellos ya habían oído hablar de mí. Me había ganado una “dudosa” reputación. Pero,

reputacion online

¿Qué es la reputación?

Podríamos definir el término reputación como aquella opinión que la gente tiene de nosotros. Una opinión que se forma a partir de lo que hacemos y decimos pero también de aquello que perciben los otros de nuestros actos o palabras y de la interpretación de las mismas.

Hoy en día, internet y las redes sociales son parte importante de nuestras vidas y lo que hacemos y decimos en ellas tiene especial relevancia para formar nuestra identidad y reputación online.

Una de las primeras acciones, que cualquier persona o empresa, debería hacer antes de lanzarse al mundo del ecommerce es un estudio de la reputación de la marca y/o producto o servicio que pretenda vender.

¿Por qué debemos gestionar nuestra reputación online?

  1. Todo aquello que publicamos y explicamos en la red permanece para “siempre” en ella.
  2. Cualquier información puede ser encontrada por los navegantes de internet.
  3. Dependiendo del grado de credibilidad que una información pueda tener en internet, la reputación de nuestra marca y/o producto puede variar sustancialmente.

¿Cómo debemos gestionar nuestra reputación online?

Para una gestión correcta de nuestra reputación debemos distinguir entre dos aspectos:

  • Reputación online real: todo aquello que se ha dicho en los medios y en las redes sociales de nosotros o nuestra empresa y/o producto.
  • Reputación online potencial: la percepción, positiva o negativa, de la gente  frente a todo aquello que se ha publicado de nosotros en la red. Puede transformarse en una nueva opinión.

Aplicando una estrategia SEO tanto proactiva como reactiva, podremos gestionar, en la mayoría de ocasiones, nuestra reputación online real. En cuanto a la gestión de nuestra reputación online potencial. Esta supone nuestra mayor amenaza y para superarla deberemos contar con profesionales con un amplio conocimiento estratégico y táctico.

Aunque me reafirmo en la opinión que hacen falta profesionales me gustaría compartir …

 ¿Qué hacer ante comentarios negativos en las Redes Sociales?

Ante comentarios negativos sin razones.

  1. Agradecer
  2. Evaluar si conviene una disculpa. La mayoría de las veces es aconsejable.
  3. Explicar el problema.
  4. No insistir en que la crítica no es cierta.
  5. Explicar para todos (el resto del mundo) porque a quien se queja no se le convencerá.

Ante comentarios negativos con razones.

  1. Agradecer
  2. Disculparse con “Tiene usted/tienes toda la razón”
  3. Explicar el problema.
  4. Explicar las medidas tomadas para resolverlo.
  5. Explicar cómo y cuándo se ha solucionado el problema.
  6. Invitar a comprobar las mejoras o las explicaciones dadas.

Por si alguno se lo pregunta … mi “dudosa” reputación no era otra que correr un “poquito” demasiado con mi pequeño utilitario por la carretera comarcal por la que circulaba para llegar al trabajo.

Al final, con un cambio de actitud y un poco de voluntad, pude cambiar mi reputación de “piloto de carreras” por otra de “buen conductor”.

¿Puedes tú, cambiar tu reputación online?