influencers

Los estudios lo demuestran y lo dejan claro: lo que más se vende por Internet además de entradas, vuelos y productos de ocio, es ROPA. El fenómeno de la moda online ha atrapado tanto a las consumidoras compulsivas como a las indecisas que buscan y rebuscan saltando de tienda en tienda.
Sólo hay que ver el baile de tiendas que conviven en las páginas de Google para hacernos una idea del gran escaparate mundial al que tenemos acceso a tan solo un clic. ¡No hay tantos metros cuadrados para construir un centro comercial con espacio para todas!
Pero, detrás de este fenómeno, se esconde un diseño eficaz y actual, una evolución constante del producto para presentar novedades semanales (como nos gusta esa sensación de entrar en la tienda y ver cosas nuevas que te van gustando más y más…) y sobretodo, ellas: las blogeras, instagrammers… en definitiva, las influencers. Son capaces de superar en visitas los tan cuidados lookbooks de las tiendas de ropa. El producto se hace viral cuando, en vez de ver la foto del modelo del catálogo, ese mismo producto lo lleva puesto la o el bloguer de moda.

Pero, entre nombres y perfiles de blogs e Instagram, las influencers no son las que escriben sobre un producto o piden prendas a cambio de un post. Las verdaderas influencers son aquellas que:

    • Consiguen viralizar sus contenidos gracias a la creatividad con la que los muestran. Hacen eco de los productos con solo un post o una imagen en Instagram.
    • Muestran el producto a un grupo determinado de usuarios que las siguen por su temática, imagen y exposición.
    • Son capaces de generar nuevos debates y reacciones ante la entrada de un nuevo producto o de una nueva tendencia en escena.

Y…. lo más importante…

  • Consiguen aumentar el ratio de conversión de la tienda gracias a la atracción que suponen. Pero, evidentemente, ni todas las influencers son iguales y no todas van a abarcar el público que puede ser de tu interés….

¿Hasta qué punto influyen en las ventas?

Una de las marcas que basa su estrategia únicamente en redes sociales es Double Agent USA. En un año y pocos meses, “tenemos más de 200.000 seguidores en Facebook, 84.000 en Instagram y una actividad brutal”, comenta Maria Palos, responsable de comunicación de la marca.
Si Facebook se ha erigido como un canal de atención al cliente y nuevas promociones, en Instagram son muchas las marcas que han encontrado a un gran número de influencers que apoyan visualmente los productos de sus marcas favoritas. Algunas de las instagrammers con las que trabaja Double Agent USA cuentan con más de 20.000 e incluso 250.000 seguidores, a quien reportan las imágenes de las últimas tendencias en la tienda.

Sin duda, Instagram se ha convertido en una de las redes sociales que ha experimentado un mayor crecimiento en los últimos meses. Esta red social ha abierto un nuevo canal en el que los diseños y las imágenes adquieren toda la atención del usuario, siendo esto un requisito indispensable en el canal ecommerce. Mientras Facebook es un canal de atención al cliente y donde mostrar promociones, la inmediatez y el gran volumen de usuarios de Instagram lo han hecho subir como la espuma y erigirse como el gran expositor de los productos de la tienda.

Una de las campañas que ha tenido mayor repercusión la ha llevado a cabo la marca estadounidense Lord&Taylor. Para promocionar la nueva colección, decidieron regalar uno de los modelos a todas las blogueras que tuvieran miles de seguidores en Instagram. El vestido de esta tienda de lujo se agotó a las pocas horas después de que 50 blogueras se lo pusieran y lo mostraran en sus perfiles de Instagram, todas bajo el mismo hastag #DesignLab.

alwaysjudging

Carlycristman

emilyanngemma

Marianna-hewitt

mckennableu

wendyslookbook

¿Estamos ante un cambio en la influencia de los blogs?

Los blogs se han convertido en soportes en los que comentar y publicar nuevos eventos, looks del día y hablar de novedades mientras que Instagram sirve de soporte fotográfico y de escaparate de todo lo que él/la bloguera lleva.

Para llevar a cabo una estrategia con blogueras o instagrammers se debe trabajar con constancia, analizar cada uno de los perfiles sociales – ver hasta qué punto es un perfil profesional- y lo más importante: saber con quien hacemos branding para conocer el target y, de esta forma, aumentar las ventas.

¿Ya cuentas con una estrategia en Instagram?

Derechos de imagen: iconosquare.com y www.thetopictrend.com