¿Os imagináis que os cobren por visitar una tienda? ¿O por probaros algún producto que no vayáis a comprar al momento? Éstas son algunas de las medidas que se están introduciendo a causa del “showrooming”.

 

El "showrooming" es la tendencia (o práctica) surgida por la aparición de las ofertas en los múltiples canales on-line. El cliente ve el producto en la tienda, lo toca e incluso compara en otra para luego llegar a casa y comprar por Internet. La alarma ha saltado en algunos negocios  americanos que dicen haber aumentado el número de curiosos que se acercan y sacan los teléfonos para comparar precios. Por ello, están apareciendo algunos carteles que dicen cobrar pequeñas cantidades por mirar en la tienda. Y nosotros nos preguntamos ¿No alejará el cobro por mirar a los posibles compradores? 

 

El lema popular de “Venga, compare y si encuentra algo mejor le devolvemos su dinero” ya no vale para todos por la existencia de las tiendas on-line y su sencillez al comparar y encontrar ofertas.

 

El dato positivo de esta práctica es que nos hemos sacado el miedo de pensar que existe poca seguridad en la red.  Lo que extraemos de esta práctica es que las tiendas físicas tendrán que agudizar su ingenio o mejorar sus precios si no quieren que esta práctica se convierta en habitual en nuestro país.

 

Aún así, ¿consideráis excesivo que se os facture sólo por mirar? ¿O que os prohíban entrar con los teléfonos a las tiendas?

 

Fuente imagen: http://tomfishburne.com/