La industria europea del lujo, sobretodo del fashion, está en pleno auge en China. Los consumidores chinos, están dispuestos a comprar productos exclusivos y únicos, independientemente del precio, esta es una manera de hacer valer su condición social. Por este motivo, grandes marcas europeas apuestan por este mercado y crean sus estrategias para poderlo conquistar. Los consumidores buscan marcas que reflejan mejor su estilo, gusto y personalidad. Para los asiáticos, lo europeo es sinónimo de calidad.

Muchas son las plataformas sociales que se utilizan para poder entrar al mercado Chino y generar una reputación online. Es aquí donde estas marcas deben esforzarse en tener una presencia óptima. Definir bien la estrategia en estas plataformas sociales, y trabajarlas antes de entrar en el mercado asiático, es una de las formas más efectivas que tienen las marcas para generar engagement y posicionarse en el top of mind del consumidor.

Dolce&Gabbana: no es un caso de éxito en China

Una marca de moda de lujo, que hasta el momento se había posicionado muy bien en China, es Dolce&Gabbana, pero esta semana, la firma de moda italiana, se ha visto obligada a cancelar un desfile previsto en la ciudad de Shanghái, tras la polémica en la que se ha visto envuelta por unos vídeos publicitarios que han sido considerados racistas.

Se trata de una colección de vídeos que se han publicado en sus redes sociales sobre el uso de los palillos para comer. Bajo el título: “Tributo a China, comiendo con palillos”, aparece una mujer oriental tratando de comer platos italianos, como una pizza o unos espaguetis, con palillos. La protagonista no parece tener mucho éxito, y el narrador le explica cómo hacerlo.

Así es como, Dolce&Gabbana, en lugar de hacer un tributo a China, ha conseguido todo lo contrario: ofender a toda la comunidad china en uno de sus anuncios, calificado de racista, en lo que lleva de trayectoria. La campaña ha sido muy criticada por “banalizar” la cultura china y representar a la mujer china de una manera estereotipada e incluso racista.

¿Cuál ha sido el problema de esta campaña?

Las principales críticas tienen que ver con recurrir al estereotipo falso de un pueblo que carece de cultura para entender cómo comer alimentos extranjeros. ¿A quién va dirigido este anuncio? El anuncio va dirigido a los consumidores chinos, pero con una versión parodiada de su cultura, haciendo caricatura de sus costumbres, una estrategia que no les ha funcionado. Las críticas, como era de suponer, no han tardado en hacerse notar.

¿Qué consecuencias ha traído a la marca?

La firma de moda italiana Dolce&Gabbana se ha visto obligada a cancelar el desfile previsto en la ciudad de Shanghái tras la polémica de los vídeos, además de las consecuentes pérdidas de ventas que la marca está sufriendo estos días. Con toda la polémica, los fundadores de Dolce&Gabbana, Domenico Dolce and Stefano Gabbana, han realizado un vídeo pidiendo disculpas. ¿Será suficiente?

 

Si queremos vender online en China o a nivel internacional,  debemos tener en cuenta una serie de aspectos, ya sean culturales, legales o fiscales.

En un mundo cada vez más global, con grandes oportunidades de crecimiento, es imprescindible buscar partners con amplia experiencia a nivel local, para asegurar el éxito de cada una de las acciones a desarrollar a nivel internacional.