44 mails sin leer  en la bandeja de entrada… y es que tras estos días de fiesta he podido comprobar que mi buzón de correo está casi tan lleno cómo mi barriga tras la comida de navidad.

   crear newsletter

¿Cuántos de estos correos voy a leer? Y ¿Cuántos voy a borrar sin tan siquiera abrir?

Cada día se mandan más correos electrónicos que personas hay en el mundo y es que el correo electrónico y, en su defecto, la newsletter se ha convertido en una herramienta, de las más poderosas, del marketing digital. Su interactividad, flexibilidad y bajo coste hacen de ella un perfecto canal de comunicación con nuestros clientes y/o potenciales clientes.

Si tenemos claro qué queremos comunicar (estrategia: branding, captación o fidelización), a quién comunicarlo (base de datos) y cómo comunicarlo (planificación: segmentación, personalización, frecuencia envíos, etc.) deberemos asegurarnos que nuestro mensaje sea efectivo. Para ello, no solo debemos conseguir una buena tasa de apertura de nuestros correos sino que también tenemos que producir en el receptor del mensaje el “efecto deseado”. Para conseguirlo nuestro mejor aliado será el diseño.

<<El objetivo final de toda comunicación comercial es que el receptor del mensaje no solo lo reciba “técnicamente” sino que además este mensaje tenga un impacto esperado y positivo que le impulse a la acción>>

como hacer una newsletter
Para poder realizar un buen diseño de los distintos elementos que conforman un email, primero, deberemos conocer cuál es el proceso general por el que pasará nuestro correo.

¿Qué pasos sigue una newsletter?

1) La newsletter llega al buzón de correo del receptor, siempre y cuando la dirección de correo que tengamos sea válida, hayamos superados posibles filtros (de spam) y no exista ningún problema técnico en el envío que imposibilite la comunicación. Debemos buscar la manera que el receptor vea el correo y lea el asunto de nuestro mensaje.
2) El receptor ha visto y ha leído el asunto de nuestro mensaje. Debemos captar su atención para que abra el correo y visione su contenido.
3) Si nuestra estrategia es de branding, con el anterior paso zanjaríamos el proceso. Sin embargo, si tenemos una estrategia de captación o fidelización debemos ofrecer un contenido atrayente para que el receptor ejecute una acción: normalmente pulsar un enlace que le dirija al site deseado.
4) Finalmente si nuestra campaña de mailing tiene como objetivo final conseguir un “lead” (ya sea una venta o una subscripción) buscaremos una respuesta del usuario a nuestra newsletter.

<<Cuando diseñamos un correo electrónico debemos tener presente que nuestro mail debe ser concebido de tal manera que garantice llegar al final del proceso, y no quedarse por el camino>>

diseño de newsletter

Si queremos crear una newsletter eficaz debemos conocer los distintos elementos que conforman un email y como inciden en cada uno de los pasos que sigue una newsletter para, de este modo, poder optimizar “el impacto” de cada uno de ellos.

¿Qué elementos conforman un email?

• El Remitente: generalmente una dirección de correo que da información al receptor sobre quién manda el correo. Es lo primero que se lee y por lo tanto el primer filtro que aplican los receptores de ese mensaje a la hora de decidir si continúan leyendo, borran, archivan o posponen la lectura.

Truco 1: Haz que tu cuenta de correo sea reconocible, a simple vista, por el receptor y/o le inspire confianza.

• El Asunto: explicación o resumen del contenido (en un periódico seria el titular de una noticia). Una vez superada la barrera del remitente deberemos despertar el interés del usuario, para conseguir que acceda al contenido del mensaje.

Truco 2: Crea asuntos cortos dónde la información más atractiva se encuentre al principio para captar cuanto antes la atención del usuario. Si es posible, personalízalo (poniendo el nombre del receptor) y utiliza elementos que llamen la atención como:

• Preguntas que creen interés: ¿Quieres saber cómo te buscan las empresas?
• Ofrece un regalo, algo gratis o un descuento: ¡Consigue gratis un iPhone!
• Da información valiosa y/o útil: ¿Sabías que algunas frutas contienen elementos que retrasan el envejecimiento?
• Presenta noticias muy recientes: Marc Márquez acaba de ganar su segundo título mundial.
• Ofrece un periodo de caducidad muy corto o indica escasez: ¡Solo Hoy! ¡últimas plazas!
• Utiliza las “palabras mágicas”: exclusivo, urgente y gratis
• Felicita o transmite buenos deseos: Te deseamos unas buenas vacaciones, Feliz cumpleaños

• Cuerpo del Mensaje: parte principal del contenido y objeto principal de la comunicación salvo que existan archivos adjuntos. Aun consiguiendo que nuestro receptor abra el contenido de la newsletter deberemos solventar la temida “lectura diagonal”: el lector da un primer vistazo para decidir si continúa leyendo o descarta definitivamente el mail.

Truco 3: Diseña el cuerpo del mensaje con el claro objetivo de provocar la acción. Haz newsletter que sean atractivas, llamativas a la vista (juega con los colores), que carguen rápido para evitar perder el interés y facilita el acceso al site donde quieras llevar al usuario.

• Pie o firma: Firma del remitente y textos legales. Es una zona ajena a la comunicación comercial y sin objetivo publicitario. Es uno de los elementos más descuidados de los correos. Sé astuto y aprovéchalos.

Truco 4: Coloca links a tu web principal, blog, sites de asociados, sellos de confianza y perfiles sociales.

como crear una newsletter

Son muchos los correos electrónicos que cualquier usuario recibe a diario. Muchos de ellos no los hemos solicitado y no nos despiertan ningún interés. Otros muchos tienen escaso interés a priori y solo los abriremos en determinadas circunstancias. Por último, tenemos los correos que a priori sí nos interesan. Estos los abrimos y leemos inmediatamente. Nuestro objetivo es que este post os ayude a quitar el sin leer de vuestra newsletter de los buzones de entrada.